jueves, 22 de agosto de 2013

Una colección de arte en ‘sfumato’

Barcelona posee ya el legado Muñoz Ramonet tras años de litigio, pero los ‘goyas’, ‘grecos’, ‘murillos’ o ‘rembrandts’ han desaparecido.

 
Una historia que parece extraída de una novela. La protagonista es una asombrosa colección de arte que Julio Muñoz Ramonet legó a Barcelona, junto a su palacete y todo lo que contenía, desheredando a cuatro hijas.


El pleito ha durado dos décadas y, cuando finalmente, Jaume Ciurana, concejal del Ayuntamiento de Barcelona pudo entrar, se encontró con que las obras más importantes de la colección (autores como Goya, Rembrandt, El Greco, Murillo, etc.) ya no se encontraban en el interior.
La colección había aumentado considerablemente cuando, en 1950, Muños Ramonet adquirió la colección de Rómulo Bosch Catarineu. Se trataba de más de dos millares de obras de arte entre pinturas, esculturas, piezas arqueológicas, etc.

José Ángel Montañés ha escrito un interesante artículo sobre toda esta historia en http://cultura.elpais.com/cultura/2013/08/17/actualidad/1376773244_212243.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario