lunes, 11 de enero de 2010

Se reanuda en enero la investigación de un posible galeón español en aguas dominicanas

Las investigaciones sobre un galeón aparentemente español encontrado en aguas de la República Dominicana en octubre pasado, tras naufragar hace unos 300 años, podrían reanudarse en enero, dijo hoy el director técnico de la Oficina de Patrimonio Subacuático local, Francis Soto.

No obstante, aclaró que todo dependerá de las condiciones climatológicas en el lugar donde se halló la nave, en las costas del municipio de Nagua, noreste del país caribeño.

Soto señaló que es prematuro afirmar que el galeón sea español o que se trate de una embarcación mercante o de guerra. Estos interrogantes serán objetos de investigación, agregó el funcionario, quien adelantó que el valor histórico de la embarcación podría superar su posible valor comercial.

El galeón, de nombre desconocido y que al parecer naufragó en las costas de Nagua entre 1690 y 1700, fue hallado en octubre pasado y ya se han recuperado algunos enseres, entre ellos una campana fabricada en 1693 y que lleva en su cubierta la frase `Soli Deo Gloria´ (Sólo a Dios la Gloria), confirmó Soto. `Soli Deo Gloria´ podría ser el nombre de la nave, un dato que ahora deberán confirmar los investigadores.

Además de la campana, se han encontrado otros objetos como compases de navegación y utensilios para medir la profundidad, monedas de plata, una pistola, protectores de espada y otros objetos de uso bélico, así como ornamentos y joyas entre las que destaca un anillo incrustado con ocho diamantes.

También se hallaron platos con los sellos de fabricación (castillos, leones y flores de lis), cubiertos de plata labrada, hebillas, candelabros de bronce, mangos de espadas y `escandayos´ que se usaban para medir el avance por nudos de la nave.

Para el director técnico de la Oficina de Patrimonio Subacuático dicho hallazgo `es uno de los más importante´ en la República Dominicana debido al tipo de piezas encontradas hasta el momento. `Estas piezas van a enriquecer nuestros museos, donde tenemos piezas españolas, francesas...´, dijo el funcionario.

La investigación está a cargo de Marine Exploration, una compañía estadounidense dedicada a la exploración arqueológica submarina y que fue contratada por la oficina de Patrimonio Subacuático para rastrear el origen del galeón.

La nave naufragó en aguas del Atlántico, en las inmediaciones del río Boba, en la provincia de María Trinidad Sánchez (noreste de República dominicana) entre 1690 y 1700 y la recuperación del primer objeto, la campana, se produjo en 1983 cuando Burt Webber, director de operaciones de la misma compañía, exploraba el lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario