sábado, 5 de diciembre de 2009

Reconstruyen la belleza legendaria de Nefertiti tras meses de estudios



Dos estudiosos italianos han reconstruido, tras meses de estudio, el que consideran que es el verdadero rostro que representa la belleza legendaria de la reina egipcia Nefertiti, según se publica en la revista mensual Focus Storia, que salió hoy a la venta.


El etnólogo italiano y profesor de la Universidad de Trieste (norte de Italia) Franco Crevatin y el histórico de cosmética y maquillador profesional Stefano Anselmo han recreado la que aseguran que es la verdadera cara de reina de la dinastía XVIII de Egipto. Los estudiosos realizaron la reconstrucción basándose en la tomografía axial computerizada (TAC) que se le realizó recientemente al busto conservado en el museo berlinés y publicada en la revista Radiology.
Los resultados de la TAC revelaron por sorpresa que el busto de Nefertiti escondía dos rostros: Una cara grabada en piedra caliza debajo del estuco del busto, que no coincidía perfectamente con el que se ha admirado tras su hallazgo en 1912 en unas excavaciones dirigidas por un equipo alemán. Las pequeñas pero importantes diferencias en los rasgos de la que fue esposa del Akenatón han servido a los estudiosos para reconstruir su imagen, entre ellas una nariz con una pequeña imperfección, unos pómulos menos prominentes, unos párpados menos excavados y arrugas de expresión a los lados de la boca.
A la nueva Nefertiti también se le ha dado un nuevo maquillaje, que en el busto no se puede apreciar por el paso de los siglos. `He sustituido las tonalidades de grises que aparecían en la tomografía con colores basados en el ámbar, y para el resto del maquillaje me he basado en el que se aplicaba en la época de Akenatón y que ha llegado hasta nosotros gracias a otras obras que representaban a personajes de la época cercanos al faraón´, explica Anselmo en la publicación.
El resultado final es una Nefertiti con un rostro más suave y redondeado y una mirada más dulce, alejada de la imagen de severidad y misterio que durante años se han apreciado en el busto que se atribuye al escultor Tutmose.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada