sábado, 19 de marzo de 2011

Los tesoros arqueológicos del Hermitage viajan a Alicante

Casi 500 piezas únicas saldrán por primera vez de Rusia para mostrarse en el Museo Arqueológico de Alicante entre abril y junio. Por EFE

Una importante selección de los tesoros arqueológicos del Museo Hermitage de San Petersburgo saldrá por primera vez de Rusia para mostrarse en el Museo Arqueológico de Alicante (MARQ), en una exposición que recorrerá la historia rusa del Paleolítico a la Edad Media a través de sus vestigios. Casi 500 piezas únicas se expondrán entre abril y octubre en el museo alicantino.

El MARQ mantiene desde hace años una estrecha colaboración con el Hermitage no sólo en cuanto a exposiciones, sino también en aspectos científicos, intercambio de literatura técnica o restauración de piezas, ha señalado el vicedirector del museo ruso, Georgiy Vilinbajov. La muestra, presentada hoy en Madrid bajo el título "Tesoros de la arqueología rusa en el MARQ", es la mayor exposición arqueológica en la historia del Hermitage, ya que las organizadas hasta ahora tenían "una temática muy limitada y concreta", según el jefe de su sección de Arqueología, Andrei Alexeev.

Se trata de una muestra "excepcional" con un ámbito cronológico y territorial "inmenso": del Mar Negro a las profundidades de Siberia, del Paleolítico al siglo XVI, de culturas locales como los nómadas de Asia central a grandes civilizaciones como Grecia o Roma. Los visitantes podrán ver piezas de oro, plata, piedra, cuero, madera, cerámica y material textil, algunas de las cuales están en el Hermitage desde hace más de cien años y otras llegadas al museo ruso más recientemente, fruto de las numerosas expediciones arqueológicas que éste lleva a cabo -más de veinte en marcha en la actualidad-.

Los dos objetos más importantes que viajarán a Alicante son la figura del ciervo de Pazyryk y el peine del túmulo de Solokha, de origen escita, ambos tallados en oro unos 500 años antes de Cristo. La exposición se estructura en tres salas y ocupa una superficie de 900 metros cuadrados. En la primera, dedicada a la prehistoria, se verán venus paleolíticas talladas en marfil, el elenco de bronces de Urartu y joyas del enterramiento del IV milenio antes de Cristo del Kurgan de Maikop, entre otros objetos. Los escitas, Grecia y Roma protagonizan la segunda sala, que además de los dos principales tesoros de la muestra albergará joyas de oro de los pueblos nómadas del Altai y los escitas. También incluirá objetos suntuarios de la cultura siberiana del Yenisei, las célebres máscaras funerarias de Tashtyk o terracotas y esculturas de piedra procedentes del Bósforo y de influencia helenística y romana.

Hallazgos arqueológicos de la Edad Media hasta la formación del Principado de Moscú ocupan la tercera sala, con piezas de la época inicial de la Ruta de la Seda como los espejos o maderas lacadas chinas de los antepasados de los hunos o los vasos de plata persas distribuidos por los nómadas de Asia Central. También podrá verse un pavimento de losetas del palacio de Iván el Terrible e iconos y crucifijos del establecimiento bizantino del Quersoneso, foco de la conversión religiosa de Rusia.
http://www.centroelba.es/ventananoticias.aspx?idnoticia=871

jueves, 17 de marzo de 2011

La baronesa, guia de lujo por su nuevo museo

La baronesa, guia de lujo por su nuevo museo
El próximo día 24 se inaugura el Museo Carmen Thyssen Málaga con 230 pinturas españolas de su colección. ABC comparte con ella los últimos retoques del montaje. Por Natividad Pulido

En una semana se hará realidad un sueño que lleva largo tiempo acariciando: tener su propio museo, con parte de su colección de pintura española. Será en Málaga. Hasta allí viajamos para que nos lo muestre Carmen Thyssen, con quien pasamos todo un día. Nos dirigimos al Palacio de Villalón, del siglo XVI, que ha sido recuperado como sede del museo, junto a dos edificios de nueva planta. Hasta él nos lleva el sonido de las taladradoras, que se afanan para que todo esté a punto el día 24. Se halla en una antigua zona musulmana, en pleno corazón de Málaga, al lado de la Plaza de la Constitución. Situado en una angosta calle, tiene como vecinos dos preciosas iglesias. Enfrente, la joyería Cervera —ni a propósito, le recordamos minutos después a la baronesa—. Eso sí, está de liquidación total por cierre. Y malos farios, los justos.

Llega tarde, seguida de un séquito que a duras penas puede seguir su frenético ritmo. Es hiperactiva: posa para las fotos con su mejor sonrisa, mientras advierte que no le gusta la combinación de cuadros en la pared de enfrente. Pruebas y más pruebas hasta que queda satisfecha. Está implicada cien por cien. Lleva varios días en Málaga supervisando todo hasta el mínimo detalle. Se ha bajado de sus habituales tacones y se ha colocado las bailarinas. Se enfunda las gafas para darle vueltas a un texto que se le resiste, mientras aprueba las cartelas. Hasta el color del logo —con el que ha logrado salvar el escollo de la marca, que la lleva por el camino de la amargura—ha sido a su gusto: fresa y turquesa. Son maratonianas sesiones que se alargan hasta la madrugada y que el personal, capitaneado por la entusiasta directora del museo, María López, aguanta a base chocolatinas y coca-colas. En el caso de la baronesa, también de cigarrillos. Que no hay ley Pajín que se le resista. Eso sí, quiere dejarlo. Dice que le han hablado de una técnica con láser...

La apertura de su museo ha despertado una gran expectación mediática. En su agenda, entrevistas con televisiones, radios y se alterna prensa general, de moda y del corazón. Ayer tenía todo el día reservado para «¡Hola!». Le gusta pasear por las noches por el museo y se emociona al ver estos cuadros reunidos: «En Villa Favorita, Heini y yo solíamos hacerlo». Tener un museo con su nombre, dice, le gusta, pero le da miedo: «Me infunde mucho respeto». Ha traído a Málaga 230 obras, desplegadas en más de 5.000 metros cuadrados. El grueso es pintura española del XIX. Pero también estarán presentes los maestros antiguos. La idea original era colocar en la capilla del Palacio solo la «Santa Marina» de Zurbarán, escoltada por cuatro óleos de Ezquerra en torno al nacimiento y la infancia de Cristo. Tampoco le convenció: habrá más obras antiguas religiosas y ocuparán una sala mayor. Entre esas piezas, un espectacular Cristo del siglo XIII que estaba cedido al MNAC, y unos angelotes del taller de De la Robbia. La primera exposición temporal, con la colección del siglo XX de la baronesa, se ha aplazado hasta el 11 de abril.

Se entra al museo a través de un precioso patio acristalado con doble arcada de columnas, desde el que se avista la torre de la iglesia del Cristo de la Salud. Habrá palmeras, que tanto le gustan a la baronesa, pero aún no han llegado. Desde allí se accede a la tienda librería, la sala didáctica... En las salas nobles, con un impresionante artesonado, se instalará la biblioteca —Carmen Thyssen ha cedido libros de su propiedad—. Para la sala del Patronato también ha prestado muebles. La colección permanente se ha distribuido en tres plantas. La arquitectura limpia, neutra, de Rafael Roldán, nos depara gratas sopresas con ventanales por los que se cuela la ciudad. Recorremos las salas con la baronesa, mientras nos cuenta anécdotas e historias de algunas obras. Pasamos ante «Julia», de Casas. Siempre le ha recordado mucho a su madre, de quien heredó el gusto por la pintura costumbrista. Comenzó comprando cuadros para su casa de Marbella. Una de las primeras adquisiciones, recuerda, fue en una subasta en Londres, a la que acudió con el barón. Aún eran novios. En ella compró «La Fuente de Reading», de Guillermo Gómez Gil. «Me daba corte levantar la mano delante de él, que era el experto en arte, pero me atreví». Con los años alzaría la mano muchas veces más y ya con total desparpajo: «Un día estábamos Heini y yo en la casa de Lugano con tres teléfonos pujando al mismo tiempo. Yo me llevé dos obras. Mi marido decía: "Haces bien, el arte es la mejor inversión". Insistió en que invirtiera en cuadros y así lo hice. Lo que no tengo, ni nunca he tenido, son grandes cantidades de dinero. Que no tenga liquidez es muy normal: he renunciado a todo. La tonta soy yo, que lo he invertido en cuadros y tengo 800 millones de euros prestados gratuitamente. Quizá lo haga porque creo en el más allá de los cuadros. Tenerlos en tu casa es egoísta y, al llevarlos a un museo, a la larga piensas que los has salvado». Mantiene su idea de vender el Constable a un coleccionista británico por 40 millones de euros. «Espero que siga ahí y no se haya cansado. Nos costó dos años sacar el cuadro de Inglaterra».

Mientras paseamos ante obras de Fortuny, Madrazo, Meifrén, Beruete, Carlos de Haes, Canals, Iturrino, Pla, Regoyos, Romero de Torres, Zuloaga o Sorolla, comenta que a la pintura española del XIX «no se le ha dado la importancia que merece. Museos como este ayudarán a dársela». ¿Qué diría a los detractores de su colección, que piensan que es muy «folclórica»? «Que bailen con castañuelas y que vengan a ver al museo. Yo soy más folclórica que las obras». Y a fe que lo es. Eligió Málaga, dejando a Sevilla compuesta y sin Museo Thyssen, por la perseverancia del alcalde malagueño, Francisco de la Torre, del que habla maravillas: «Este museo se ha hecho gracias a él. Estuvo dos años convenciéndome. Me dejé querer. Me comprometí y yo soy una mujer de palabra. Adoro Sevilla, pero dos Museos Carmen Thyssen en Andalucía eran demasiados».

El museo nace con un préstamo gratuito por 15 años. ¿Qué ocurrirá después? «Ya veremos, faltan muchos años. Hay que tener tranquilidad. Seguramente los cuadros se queden siempre en este museo, eso espero. Si yo no estoy aquí, que lo hagan mis herederos». La gente la adora en Málaga. Salimos a comer y por la calle la paran para besarla, le dan las gracias por traer el museo, le gritan ¡Guapa!... Es Tita Superstar. «Este museo va a ser un referente para Málaga, tendrá un impacto muy importante en la economía de la ciudad. Me enamoré de este edificio, que se ha recuperado. Y también se ha recuperado esta parte de la ciudad que es tan bonita». Sin embargo, no todo es tan color de rosa. Parece que hay alguna mano negra interesada en aguarle la fiesta. La Junta andaluza sorprendió hace unos días diciendo que no está inscrito aún en la Red de Museos. «Como decía Napoleón: "Pobre el que no tenga enemigos" —dice la baronesa—. Yo hago oídos sordos a este tipo de críticas. Cuando uno hace las cosas porque cree que debe de hacerlas y están bien hechas... Esto es muy importante para toda Andalucía. Y en el fondo no se ha invertido tanto dinero». El presupuesto total es de 24 millones de euros. No hace mucho comió en Sevilla con el presidente de la Junta de Andalucía y éste le mostró todo su apoyo. ¿No le sorprende ahora que salgan con esto? «Sí, mucho. El señor Griñán me invitó a un almuerzo en el Palacio de San Telmo. No debe ser consciente de ello, porque es una persona inteligente. Yo no soy de ningún partido político. Soy apolítica. Estoy a favor de todo el mundo que haga bien las cosas».

Descubren un van Dyck en el sotano de la Academia de Bellas Artes de San Fernando

Descubren un van Dyck en el sotano de la Academia de Bellas Artes de San Fernando
La Virgen y el Niño´ llevaba oculto más de un siglo.

Un cuadro almacenado durante más de un siglo en la Academia de Bellas Artes de San Fernando ha sido identificado como una obra del maestro del siglo XVII Anthonius van Dyck, según informa la agencia AFP. «La Virgen y el Niño», hasta ahora considerada una copia, muestra al Niño Jesús en brazos de la Virgen María bajo la atenta mirada de María Magdalena, el Rey David y el Hijo Pródigo.

La obra ahora atribuída a Van Dyck ha permanecido más de un siglo «oculto» en el sótano de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, según cuenta la agencia AFP citando al diario «El País». En julio expertos en restauración comenzaron un minucioso estudio de «La Virgen y el Niño» usando pigmentos y rayos X que terminó confirmando que, efectivamente, se trataba de un van dyck.

Van Dyck pintó la obra hacia 1625 y en un principio formó parte de la colección del Duque de Medina de las Torres, virrey español de Nápoles. A mediados del siglo XVII fue llevado al Monasterio del Escorial, donde consiguió librarse del saqueo de la invasión napoleónica en 1808, para después terminar en la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Van Dyck, que falleció en 1641 a los 42 años, pintó más de 800 cuadros. Un autorretrato pintado pocos meses antes de su muerte fue vendido por 9,5 millones de euros en una subasta en París en 2009.

Estrasburgo pedira la proteccion del yacimiento de Numancia

Estrasburgo pedira la proteccion del yacimiento de Numancia
La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo redactará una moción de resolución para el pleno de la Eurocámara. Por Maribel Núñez

El sitio de Numancia perdió hace 2.144 años la batalla contra el ejército de Roma, pero hoy ha sentado las bases para ganar otra si cabe más importante: la de preservar sus vestigios arqueológicos. La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha decidido que redactará una moción que elevará al Pleno en la que instará a preservar el patrimonio histórico cultural del sitio histórico de Numancia. La decisión cuenta con el apoyo de la mayoría de grupos políticos de la Eurocámara, lo que hace suponer que la moción saldrá adelante sin demasiadas dificultades en Estrasburgo.

La decisión vendrá además acompañada por el envío de una serie de cartas a todas las autoridades que están implicadas en el caso (Junta de Castilla y León, Ayuntamiento de Soto de Garray y Ministerio de Cultura) en las que se instará a parar el proyecto realizado para el sitio de Numancia, como es la construcción de la "Ciudad del Medio Ambiente", y que supondrá alrededor de 700 viviendas, algunos hoteles y un polígono industrial.

La moción al Pleno y las cartas son fruto de la petición realizada por María Jesús Peréx en nombre del Departamento de Historia Antigua de la UNED y por los hermanos Amalio y Álvaro de Marichalar, copropietarios de una parte de la zona que va a ser expropiada para construir la mencionada "Ciudad del Medio Ambiente". Los peticionarios, que han expuesto esta mañana en Bruselas sus argumentos, señalan que el proyecto de urbanización no ha tenido en cuenta el estudio de impacto ambiental previo, lo que ha vulnerado la Directiva 2001/42/CE, y además tendrá un efecto especialmente negativo en la zona adyacente de Numancia (ruinas romanas del cerco de Escipión y restos románicos de San Juan de Duero).

La Comisión Europea, que también recibió hace unos meses las quejas de los mismos peticionarios, concluyó que la "Ciudad del Medio Ambiente" no incumple la legislación comunitaria en materia de medio ambiente y ha delegado su actuación en la Justicia española.

La cuestión de fondo, sin embargo, no se limita exclusivamente a los aspectos medioambientales del proyecto, como defiende la Comisión Europea. Cristina Gutiérrez-Cortines, eurodiputada del Partido Popular, ha destacado que el problema es que "no sólo es importante el aspecto medioambiental, sino también el cultural y para la memoria, como sucede en el caso del sitio de Numancia". De la misma opinión ha sido la eurodiputada socialista María Irigoyen, que ha trasladado su "preocupación" a la Junta de Castilla y León al tiempo que ha destacado que el ayuntamiento socialista de Soria paralizó una parte del proyecto de urbanización, el llamado Soria II, tras siete años de batalla judicial por parte de los peticionarios.

Willy Meyer, presidente de la Comisión de Peticiones en funciones, se ha mostrado muy sensible a la protección de Numancia al asegurar que "es necesario impedir que prime el criterio medioambiental sobre el patrimonial a la hora de realizar los preceptivos estudios de evaluación de impacto medioambiental".

Numancia es el primer monumento histórico-artístico que declara España en 1882 a propuesta de las reales Academias de la Historia y Bellas Artes y en marzo de 2009 la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ya instó a "preservar unos vestigios arqueológicos únicos en Europa y de especial relevancia para nuestra historia común", mensaje al que ha hecho caso omiso la Junta de Castilla y León.

El Museo Egipcio cifra en 54 las antig�edades robadas durante la revuelta

El Museo Egipcio cifra en 54 las antigüedades robadas durante la revuelta
El director del museo ha explicado que las piezas sustraídas `no son las principales´, pero todas forman parte del patrimonio histórico egipcio. Por EFE
El Museo Egipcio terminó hoy el inventario completo de sus piezas y cifró en 54 las antigüedades robadas o dañadas después de que el recinto fuera asaltado durante las protestas en contra del régimen de Mubarak. El director del Museo, Tarek al Awadi, explicó que las que desaparecieron "no son las principales piezas del museo", pero subrayó que todas forman parte del patrimonio histórico egipcio y que por esta razón "cuando falta un objeto, o incluso una pequeña parte, es una catástrofe".

Entre las piezas dañadas está una estatua de madera dorada de Tutankamón sobre un esquife y lanzando un arpón que los asaltantes rompieron y de la que solo quedan los pies, el brazo derecho, el arpón y un aro de bronce que el faraón llevaba en una mano. Además, han desaparecido decenas de estatuillas de bronce y piedra que representaban dioses egipcios, así como joyas y figuras de madera en forma de sarcófago con inscripciones jeroglíficas doradas.

Al Awadi, que fue nombrado para el cargo 40 días antes de que el museo fuera atacado la noche del 29 de enero, reveló que la institución ha hecho llegar el inventario de antigüedades desaparecidas a la UNESCO y "a todas las agencias nacionales e internacionales que puedan ayudar a recuperar estos objetos". El director del Museo Egipcio aclaró que las antigüedades robadas están catalogadas, por lo que no pueden venderse ni exponerse en circuitos legales.

En los últimos días la dirección del Museo ha comenzado a hacer reformas para proteger la institución de eventuales robos en el futuro y ha instalado alambradas metálicas en los alrededores del edificio y cristales especiales en el techo, porque "los asaltantes entraron rompiendo las ventanas en el techo". Al Awadi subrayó que antes del asalto "el museo tenía un sistema de seguridad estándar para protegerse de los robos de profesionales", pero que "no estaba preparado para el ataque de decenas de personas". "No descansaremos hasta encontrar la última pieza", afirmó el director del museo, que se encuentra en el centro de El Cairo, junto a la plaza Tahrir, que fue el epicentro de las protestas.

En EE. UU. hay grandes colecciones porque hay leyes favorables

En EE. UU. hay grandes colecciones porque hay leyes favorables

Glenn Lowry, director del MoMA, habló ayer de arte y mecenazgo en CaixaForum Madrid. Por Natividad Pulido


Lleva 16 años al frente del MoMA de Nueva York y cada día, dice, sigue siendo para él emocionante. Va camino de batir el récord de Montebello en el MET (31 años). Al insinuárselo, sonríe este dandi neoyorquino, formado en Williamstown y Harvard. Ayer visitó Madrid para inaugurar un ciclo organizado por la Fundación Arte y Mecenazgo. Minutos antes habla con ABC. Cuando a grandes museos les cuesta convencer a empresarios para que aporten dinero, ¿cómo se logran 900 millones de dólares para renovar y ampliar el MoMA? «Es un trabajo muy duro. En EE.UU. hay una importante cultura de filantropía y patronos muy comprometidos. La mayoría de las donaciones vino de particulares. Creamos una forma de reconocer a quienes aportaron 5 millones de dólares o más, llamándoles fundadores del nuevo Museo de Arte Moderno».

En EE.UU. el sistema museístico es privado, al contrario que en España. ¿Cómo implicar a la sociedad civil en los museos 1 «No hay ningún sistema perfecto. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. Nosotros miramos a Europa, con su sistema de financiación estatal estable, y decimos: "¿No estaría bien que fuera aquí igual?" Cuando uno depende de aportaciones privadas, vive en un estado constante de ansiedad. En cambio, hay un diálogo mucho mayor entre los museos estadounidenses y la gente que los apoya, que en los países donde la fuente fundamental de financiación proviene de un ministerio. Si uno cree que los museos forman parte de la sociedad civil, el Estado tiene un papel que cumplir a la hora de apoyarlos». ¿Le gustaría, pues, que entrara capital público en el MoMA? «Esa respuesta es más compleja. En determinadas circunstancias, desde luego que sí. Un 1% del presupuesto procede de la ciudad de Nueva York». ¿En qué medida ha afectado la crisis al MoMA? «Como a todos. Pero hemos sido capaces de evitar cualquier disminución en nuestros programas de exposiciones y adquisiciones. Fue muy difícil». Parte de ese presupuesto (en 2010 fue de 113 millones de dólares procede de las donaciones, en torno al 30%.

«Una de las razones por las que los museos norteamericanos han sido capaces de adquirir semejantes colecciones es porque hay leyes fiscales muy favorables, concebidas específicamente para promover las donaciones privadas en las instituciones públicas —explica Glenn Lowry—. Es una forma de compensar que el Estado no aporta nada. Esa estructura está siendo revisada profundamente porque el Estado debe encontrar nuevas fuentes de ingresos: es díficil aumentar los impuestos, es mucho más fácil reducir los incentivos». Entrar al MoMA cuesta 20 dólares. ¿No es demasiado elitista? «La entrada es cara, pero es la única forma responsable de dirigir el museo sin tener déficit». Algunos museos parecen parques de atracciones y otros como el Guggenheim y el Louvre se expanden a los países árabes a cambio de dinero. ¿Todo vale? «La preocupación de si los museos se están convirtiendo más en parques de atracciones que en centros de conocimiento y aprendizaje es algo por lo que todos debemos luchar. La política de algunos museos de crear satélites, en sí misma no es un problema, puedo entenderla. Pero creo que hay otras formas de trabajar con colegas de otros países. No me interesa ninguna de las dos opciones».

El MoMA dedica gran atención al cine, el diseño, la fotografía... Explica Lowry que es necesario abrirse a nuevos públicos para que además del mejor museo del siglo XX también lo sea del XXI. ¿No corre el peligro de convertirse en un museo histórico? «Por supuesto. En algún momento será imposible mantener la cohesión entre la responsabilidad que tenemos respecto a una colección con más de 100 años y nuestro compromiso con el futuro». Trabaja, dice, en estrecha colaboración con museos españoles, especialmente con el Reina Sofía, con quien compartirá una muestra de Alighiero Boetti. Una curiosidad: ¿el «Guernica» está mejor en el Reina Sofía o en el Prado? «Para nosotros fue un honor y un privilegio ser los custodios del "Guernica" durante un periodo importante de su historia. Es emocionante verlo expuesto en Madrid», responde con una diplomática sonrisa. A Lowry le gustan los equilibrios. Tanto de público («nos preocupa que haya demasiada gente en el MoMA, pero queremos llegar a un público lo más amplio posible»), como de exposiciones («este año tenemos a De Kooning y trabajaremos con artistas interesantes actuales»). Acerca de la criticada decisión de sus colegas de la Tate de incluir a Hirst en la Olimpiada cultural de 2012, apunta: «La Tate es uno de los grandes museos del mundo y Hirst, uno de los artistas más importantes del Reino Unido en los últimos 25 años. Ya era hora de que hubiera un examen crítico y profundo de su trabajo».

Ancient treasures threatened by climate change

Ancient treasures threatened by climate change


Archaeological treasures that have been frozen for millennia are being destroyed because of climate change, research suggests

Remains in some of the coldest places on earth are being exposed as warmer temperatures cause ice and hardened ground to thaw. The fragile materials at risk include ancient tombs, artefacts and human remains. They are often culturally significant, especially for indigenous populations. Scientists at the University of Edinburgh’s Business School studied cases of damaged remains in three locations around the world – at permafrost in the Altai Mountains in central Asia, sea ice in Alaska and glaciers in the Rocky Mountains.

They found coastal erosion caused by retreating sea ice is damaging remains in an Inuit village in Alaska, including a fourth-century coastal cemetery. Melting glaciers in the Rocky Mountains pose a threat to Native American human remains and artefacts such as hunting tools, weapons and clothing.

Researchers also discovered that thawing temperatures represent a risk to burial mounds in the Altai Mountains of central Asia. The site, containing the only frozen tombs in the world, is the resting place of Eurasian nomadic horsemen with links to modern-day Siberian nomads. The graves contain treasures such as gold and ancient carpets.

Scientists are calling for a global organisation to be set up to maintain a record of vulnerable sites and coordinate efforts to conserve items that are at risk, particularly indigenous remains.

Dr Dave Reay, Director of the University’s MSc in Carbon Management, who supervised the study, said: "Warming climates are expected to lead to more melting ice, and we need to take action to safeguard ancient treasures. Long-term efforts are needed to locate archaeological remains that are at risk, and research how best to care for them. We must also consider the political and cultural implications of preserving important relics."

Ancient Egyptians made the arduous trek to Chad

Ancient Egyptians made the arduous trek to Chad

A trip across the desert of south-west Egypt is not for the faint of heart. Modern day travellers departing south-west from the Dakhla Oasis will find themselves hitting their flasks as they traverse the Egyptian wilderness. Por Owen Jarus


Water sources are scarce, the area is sparsely populated and the lack of landmarks means you’ll want to keep your GPS system in good order.

Passing by Gilf Kebir, a plateau the size of Puerto Rico, you’ll find prehistoric cave paintings, evidence of a time when the climate was much more favourable to human life. Assuming you keep a south-west direction, and don’t get lost, you’ll come across a mountain range called Jebel Uweinat. Straddling the Egyptian-Libyan-Sudanese border, travellers will find springs there and – if you know where to look – a recently discovered 4,000 year old inscription, written in the name of Mentuhotep II, a Pharaoh credited with reuniting Egypt.

If you continue south-west you’ll cross the border into south-east Libya and, if you keep on going, venture into the north-east corner of Chad, in Central Africa. It’s a daunting, perilous, journey. And now, thanks to a body of new archaeological, textual, environmental and linguistic research, we have evidence that the ancient Egyptians undertook it.

In an article recently published in the Journal of Ancient Egyptian Interconnections, Thomas Schneider, a professor at the University of British Columbia, lays out this wide assortment of evidence. "It’s something really new," said Professor Schneider in a telephone interview. "There’s a new window opening into the past of Egypt."

One line of evidence, which suggests that Egyptians travelled to Chad, is found in the archaeology of the south-west desert. "The Dakhla Oasis, situated some 300 km from the Nile Valley in Egypt’s Western Desert, can be regarded as the most south-westerly outpost of pharaonic civilisation," writes Frank Förster in a British Museum article. "In 1999 and 2000, the German desert traveller Carlo Bergmann found several sites which form a chain of staging posts on an almost straight line, the end of which lies close to the Gilf Kebir Plateau in the Libyan Desert, about 400km southwest of its starting-point in Dakhla."

Or so he thought. In 2007 Mark Borda and Mahmoud Marai, a pair of explorers, found the 4,000 year-old Mentuhotep II inscription far to the south-west of Gilf Kebir at Jebel Uweinat. As mentioned earlier, this is a mountainous region on the borders of Egypt, Sudan and Libya.

Professor Schneider says that this is a significant discovery which shows that royal expeditions went much further south-west then Gilf Kebir. "At important places expeditions always left inscriptions," he said. "I think it was also a demonstration that this is an official expedition trail set up by the Egyptian state."

Schneider says that creating a trail that went from the Dakhla Oasis through the mountains of Jebel Uweinat would have been an incredible logistical feat. "You would have to establish way stations with water depots in the ground at specific places," he said. "You would have to establish also these physical markers, these piles of stones, for example, that help you find the trail at certain distances."

This would require lots of people. "You would have to mount an expedition with probably dozens of people, donkeys etc, all the equipment needed."

Cultura incorpora lasd obras completas de Jenofonte a la Biblioteca Virtual

Cultura incorpora las obras completas de Jenofonte a la Biblioteca Virtual
El ejemplar, con comentarios manuscritos del Greco, perteneció a Antonio de Covarrubias. Por EFE


El Ministerio de Cultura ha incorporado a la Biblioteca Virtual de Museos un ejemplar de 1516 de las Obras Completas de Jenofontecon comentarios manuscritos del Greco, que se conserva en la biblioteca del Museo de El Greco de Toledo. El libro perteneció a Antonio de Covarrubias, profesor de la Universidad de Salamanca, amigo del pintor y eminente helenista.

Esta incorporación a la Biblioteca Virtual de Museos, con 403 páginas digitalizadas, contribuye a la accesibilidad y difusión de las colecciones de los fondos bibliográficos de los museos mediante las digitalizaciones que se vienen desarrollando en los Museos de Titularidad Estatal dependientes de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales.

En la Biblioteca Virtual de Museos participan actualmente los Museos de América, Greco, Traje, Nacional del Romanticismo, Sefardí y Nacional del Teatro. Hasta el momento se han digitalizado 204.922 páginas de 1.667 registros bibliográficos. Entre los registros digitalizados se encuentran el Thesaurus linguae sanctae de David Kimhi del Museo Sefardí; los veintiún Libros rituales y Monarchia Indiana por Fray Juan de Torquemada del Museo de América o los Álbumes del siglo XIX del Museo Nacional del Romanticismo.

Actualmente se está trabajando en la digitalización de un segundo bloque de fondos bibliográficos del Museo Sefardí y se prevé incorporar nuevos registros de otras bibliotecas de museos.

Goya en venta, se busca comprador


Un anticuario de Madrid lleva a la Feria de Maastricht `El apóstol Santiago y sus discípulos adorando a la Virgen del Pilar´ - Su precio estimado es de 4,5 millones. Por Ángeles García


El de las atribuciones, autentificaciones y descubrimientos de obras de arte es un mundo tan fascinante como inestable. Tomen el caso de Rembrandt, por ejemplo: su catálogo llegó a las 600 referencias en 1908, quedó en solo 45 en 1923 y acabó por remontar hasta el centenar escaso, reconocido recientemente. El caso de Goya, pendiente de una catalogación definitiva reclamada permanentemente por los expertos, es un asunto abierto y propicio a sorpresas permanentes. Tras la desestimación de El Coloso y la polémica atribución de su firma a La Piedad, la próxima edición de la Feria de Antigüedades de Maastricht, que se celebrará entre el 18 y el 27 de este mes, servirá para presentar en sociedad El apóstol Santiago y sus discípulos adorando a la Virgen del Pilar, una obra de juventud de Goya que hasta ahora ha permanecido en los salones privados de la Fundación Rosillo.

El óleo, de 107 x 80 centímetros, fue pintado entre 1775 y 1780 y se exhibirá a partir del próximo miércoles en el stand del anticuario madrileño Caylus. Su precio estimado de cara a una futura venta es de 4,5 millones de euros. Es una puesta de largo de la tela para presentarla a los expertos internacionales habituales de la feria holandesa, pero también a futuros pretendientes. Compradores que, forzosamente, han de ser españoles, debido a la inexportabilidad de la obra. Además, el Estado puede ejercer el derecho de retracto.

Se cree que este lienzo grupal pudo ser pintado para la basílica del Pilar. Representa al apóstol Santiago rezando con sus discípulos a la orilla del Ebro junto a las murallas de la ciudad de Zaragoza en el momento en el que se les aparece la Virgen. El colorido y composición recuerdan a los utilizados en el lienzo que el artista pintó para uno de los altares de la iglesia de San Francisco el Grande: La predicación de San Bernardino de Siena (1781-1783).

En la recopilación documental de la obra (Estudios del Marqués de Lozoya y Gudiol) se cuenta que la primera imagen conocida de Goya que representa a la Virgen del Pilar es un dibujo a lápiz de una de las páginas del llamado Cuaderno italiano, realizado hacia 1770 y que sirve de punto de partida para el pequeño lienzo de este tema (56 x 42,5 centímetros), que pinta hacia 1771-75 y que es propiedad del Museo de Zaragoza. Goya representa con gran realismo la diminuta talla gótica que preside la Basílica del Pilar. Esa misma imagen la reproduce en el óleo que ahora se presenta en Holanda, pero con composición mucho más compleja y de mayor tamaño. Los discípulos rodean la aparición milagrosa con una mezcla de temor y devoción. La gran aureola ilumina la escena y a los personajes; todos ellos barbados y de edad avanzada, salvo el joven del extremo izquierdo, cuyos rasgos podrían recordar al artista en esos años.

José Antonio Urbina, propietario de Caylus, explica que el óleo está en perfecto estado y asegura que solo ha sido necesario hacer una pequeña operación de limpieza. "El hecho de no haber cambiado de manos ha sido importante", asegura. Sobre las expectativas de venta, reconoce que la obra carece de licencia definitiva de exportación. Viaja con un permiso provisional con billete de ida y vuelta. Sobre los posibles clientes, prefiere no decir nada aunque, con seguridad, serán coleccionistas españoles, públicos o privados

Italia reune obra de la etapa juvenil de Picasso, Miro y Dali

Italia reune obra de la etapa juvenil de Picasso, Miro y Dali
Una exposición en el Palacio Strozzi muestra el papel decisivo que los tres artistas españoles jugaron en el nacimiento del arte moderno. Por Ángel Gómez Fuentes


"Picasso, Miró y Dalí. Jóvenes enojados: el nacimiento de la Modernidad" es la exposición más ambiciosa que se haya organizado jamás para mostrar el papel decisivo que, con sus obras de juventud, jugaron en el nacimiento del arte moderno los tres grandes genios de la pintura española del siglo XX: Pablo Picasso, Joan Miró y Salvador Dalí.

Más de 60 obras de sus producciones juveniles y más de 100 bocetos de Picasso componen la exposición que se abre al público desde el próximo sábado hasta el 17 de julio en el Palacio Strozzi de Florencia, con el patrocinio de instituciones italianas y el Gobierno de España. Durante dos años se ha trabajado en una exposición extraordinaria que reúne obras (20 son de Picasso) procedentes de los más importantes museos españoles, del Metropolitan de Nueva York y de colecciones privadas. La muestra indaga en las raíces comunes de su estilo: los tres tienen la idea de hacer un arte moderno sin abandonar lo nativo, no se afilian a ningún "ismo" o corriente concreta en su juventud, lo que era arriesgado en los inicios de un pintor. Al haber una diferente cronología por sus diferentes edades, la exposición hace un recorrido en un arco de 30 años por cinco episodios en los que existe alguna relación entre ellos.

El primer capítulo se sitúa en 1926, época en la que los tres están en la corriente del surrealismo. En la sala una serie de obras evocan la visita de Dalí con 22 años a Picasso en 1926: "Instrumentos musicales sobre una mesa" (Picasso), "Pintura-Poema" (Miró), y Arlequín y "Academia neocubista (Composición de tres figuras) de Dalí. En realidad, parece que tal encuentro nunca existió, pero el fantasioso Dalí lo cuenta así en "La vida secreta": "Maestro, he venido e verlo antes de visitar el Louvre". Picasso le habría replicado: "Muy bien". Aquí, como recuerda el comisario de la exposición, Eugenio Carmona, profesor de Historia del Arte en la Universidad de Málaga, viene bien el dicho italiano "si non è vero, è ben trovato (si no es verdad, está bien inventado)", porque ese encuentro completa una historia que conecta la obra de los tres artistas.

En las cuatro salas siguientes, se traza el nacimiento de la modernidad a través de las relaciones de Dalí y Miró: "Retrato de mi hermana" (Dalí, 1925), o "Paisaje de Cadaqués" ( Dalí, 1920); se evidencia el encuentro entre Miró y Picaso (1917), con estas obras de Miró: "Autorretrato", "Las Playas de Cambrils", o "Flores". La quinta sala evoca la llegada del joven Picasso a París en 1900, con fama ya de artista innovador a sus 19 años: "Madre y niño" (1901), "Arlequín y su compañera" (1901), o "Cabeza de mujer" (1903). Como epílogo de la exposición, tres obras siempre bajo la influencia de las "Señoritas de Avignon": la obra maestra cubista "Mujer que llora" (Picasso, 1937), "Composición (pequeño universo)" de Miró (1933), y "Las rosas ensangrentadas" (Dalí, 1930).

La neotumba del faraon no puede ir a casa

La neotumba del faraon no puede ir a casa
Los incidentes en Egipto han provocado que la réplica de la tumba de Tut, que ha sido realizada en Madrid y que tenía previsto salir de España el 24 de febrero, se encuentre varada `sine die´ aquí.
Las bajas temperaturas, es pecialmente hoy, nos impiden creer que estamos en el Antiguo Egipto, en las mismísimas entrañas de la tumba del faraón Tutankamón. Construida hace más de tres mil años y descubierta por Howard Carter en 1922, era entonces la mejor conservada del Valle de los Reyes pues su ajuar no había sido saqueado. Hoy, pocas décadas después de ser abierta al público, está seriamente deteriorada (cada día la visitan dos mil personas). Esto ha provocado que el hasta ayer ministro Zahi Hawass, responsable del Consejo Superior de Antigüedades, anunciara hace dos meses su inminente cierre, con el consiguiente revuelo mediático. El plan trazado por Hawass consistía en mantener abierta la tumba unos meses más, el tiempo necesario para concluir la construcción de una réplica de la tumba, que podrá ser visitada por el público y seguirá atrayendo el turismo.

Lo que no sabía mucha gente cuando hizo este anuncio es dónde se estaba construyendo la copia de la tumba del Faraón Niño. El lugar elegido estaba más cerca de lo que podíamos imaginar: en Madrid. La empresa Factum Arte, especialista en realizar facsímiles de obras de arte, lleva un año y medio recopilando información y recreando el sarcófago y la cámara funeraria en varias naves. Los plazos de entrega parecían cumplirse más o menos bien, hasta ahora. La revolución en Egipto ha provocado que las piezas, que tenían previsto salir de España por barco el 24 de febrero con destino a casa, se encuentren en estos momentos varadas «sine die» en Madrid. «El puerto de Alejandría ha permanecido cerrado durante varias semanas y, aunque ahora ya está abierto, no podemos arriesgarnos a dejar la tumba expuesta al sol esperando que la trasladen», explica a ABC Adam Lowe, director de Factum Arte, mientras nos guía por un viaje hacia el Antiguo Egipto, ¿o habría que decir el Neo-Egipto?

Custodiada por un paisaje futurista, de templos y ruinas de chatarra, entramos en una nave situada en el extrarradio de Madrid. Tras franquear la puerta nos damos de bruces con el sarcófago, que en un espacio diáfano convive con réplicas de Caravaggio y Piranesi. «Hemos reproducido el mismo color y la misma textura», explica Lowe mientras acaricia las paredes de la última morada de Tut, «que han sido escaneadas a una resolución de 200 píxeles, y después fresadas en 3D. La textura de las esculturas que abrazan la piezan —la diosa Isis— es exactamente la misma». Obtener el tono «no ha sido tan complicado como sucedería en un cuadro de Veronese», matiza Lowe, un pintor al que le apasiona adentrarse en el universo personal de cada artista, y conocer el proceso de alumbramiento de sus criaturas. «Me encanta descubrir por qué y cómo Caravaggio pintó sus obras».

El proyecto para recrear el sarcófago y la cámara funeraria del faraón echó a andar en marzo de 2009. La primera etapa consistió en el traslado de parte del equipo a Luxor, donde escanearon toda la tumba KV62 con la tecnología más sofisticada. El siguiente paso fue trasladar toda esa información a Madrid, «y preparar los archivos digitales y el montaje». Esa información ha sido procesada a través de un nuevo programa de software creado en España que permite trasladar cada detalle del original a la copia de la manera más exacta. En los últimos tres años, Factum Arte ha invertido cerca de 250.000 euros en el desarrollo de un sistema de escaneado en 3D que permite registrar los relieves y los colores de las diferentes superficies. «Algunos de los aparatos son más pequeños, pero nos permiten trabajar más deprisa y con mayor facilidad».

El equipo de Factum Arte está formado por más de treinta personas, cada una de ellas con una especialización determinada. «Hay ingenieros, informáticos, diseñadores digitales, pintores, conservadores... Es una combinación entre las nuevas tecnologías y la tradición», apunta Lowe.

Cambiamos de escenario y nos vamos a otro valle, esto es, a otra nave. Cuando nos asomamos, el corazón nos da un vuelco. Estamos en la cámara funeraria de Tutankamón, donde vemos al Faraón Niño con Osiris, Nut y Ka. En la otra pared, nos vigilan Anubis, Isis y Hathor. «Hemos utilizado la misma luz que hay en Luxor, así los colores son idénticos. Cada detalle, cada grieta... está aquí. La pared tiene la misma textura y las mismas marcas que la original», nos introduce Lowe. Incluso el testimonio dejado por las bacterías —«el Instituto Getty está investigando si están vivas o muertas»— se pude apreciar en la copia. La tecnología empleada ha permitido recuperar además partes perdidas de la cámara funeraria, «como la pared sur que fue destruida para poder sacar los objetos que había en ella». Gracias a las fotografías en blanco y negro tomadas por Harry Burton, durante los trabajos de Carter en 1922, se ha podido recrear ahora el muro.

Con tres talleres en Madrid, uno en Londres y otro en San Francisco, Factum Arte se ha convertido en una de los principales instituciones que se dedican a la reproducción de obras de arte. «Las bodas de Caná» de Veronese, «La última cena» de Leonardo da Vinci, «El matrimonio de la Virgen» de Rafael, o la Dama de Elche nutren su curriculum. Entre sus clientes, el Louvre, el Museo del Prado, el British Museum, el Museo de Pergamo de Berlín, la Biblioteca Nacional (para la que digitalizó el Beato de Liébana). Esto desmiente a aquellos que quieren desvirtuar el valor de la copia frente al original. Un término que para Lowe está sobrevalorado. «Lo original no es algo fijo, sino algo que está constantemente cambiando a través de las sucesivas restauraciones. Un ejemplo de esto es la propia tumba de Tutankamón que en algunas partes de la cámara funeraria ha sido repintada a lo largo del siglo XX, o el cuadro "La última cena" de Leonardo da Vinci, en el que el 80% de la pintura que se ve no es la original».

Lo que diferencia el trabajo de Factum Arte, sobre un mero trabajo de reproducción, es el valor añadido recogido durante el proceso, la documenación que permitirá preservar el legado cultural para ser disfrutado por futuras generaciones y recreado incluso en mejores condiciones. Por otra parte, situaciones como la que atraviesa actualmente Egipto y que pone en peligro un patrimonio de incalculable valor «demuestran que estamos haciendo lo correcto».

El cuadro mas caro del mundo, por fin a la vista

El cuadro mas caro del mundo, por fin a la vista
La Tate de Londres expone por pirmera vez `Desnudo, Hojas verdes y Busto´, de Pablo Picasso.
El cuadro más caro jamás vendido en una subasta, el denominado "Desnudo, Hojas verdes y Busto" del genio español Pablo Picasso, se podrá contemplar hoy por primera vez en el Reino Unido. La obra fue pintada por el artista malagueño en el año 1932, y estará expuesta al público en la galería de arte contemporáneo Tate Modern de Londres, concretamente en una nueva sala dedicada a Picasso.

El lienzo fue vendido en la galería Christie´s en Nueva York el pasado mayo por un precio que marcó un récord mundial al alcanzar la cifra de 106,5 millones de dólares (81,9 millones en euros). "Se trata de un cuadro destacado de Picasso y estoy encantado de que, gracias a la generosidad del prestamista, podamos exponerlo ante el público británico", indicó el director de la Tate, Nicholas Serota.

La obra en cuestión es un lienzo de grandes dimensiones (160 x 130 centímetros) en el que Picasso retrató a su amante Marie-Théresè Walter, y en el que también aparece la cabeza con el perfil del propio artista, en un pedestal. Hasta el momento de su venta, el cuadro formaba parte de la colección americana de Mrs. Sidney F. Rody, una de las más prestigiosas del mundo del arte modernista.

La Casa de la Opera de El Cairo rinde su propio homenaje a la revolucion


Queremos hacer algo sobre la revolución y hemos elegido marchas alegres

La Casa de la Ópera de El Cairo, el principal escenario de música lírica de Oriente Medio, reabrirá este lunes sus puertas con un concierto especial para rendir un homenaje a la revolución que terminó con el régimen de Hosni Mubarak. "Queremos hacer algo relacionado con la revolución y hemos elegido marchas alegres", ha declarado el director del concierto, Magdy Baghdadi.

El programa incluirá piezas de Tchaikovsky (Marcha Eslava y Capricho Italiano), Rimsky-Korsakov (Capricho Español), Johann Strauss (Marcha Radezky), Mendelssonh (Marcha Nupcial) y otras obras de diferentes autores.

Baghdadi dijo que el concierto estaba programado desde hace tiempo, pero después de la renuncia del presidente Mubarak, el 11 de febrero, al final de una rebelión popular, se decidió cambiar el programa. "No queríamos marchas militares, sino marchas ligeras, que son rítmicas y emotivas", agregó Baghdadi.

El director, que encabeza una banda de instrumentos de viento que interpreta ritmos de jazz, latinoamericanos y estadounidenses, se pondrá ahora al frente de la Orquesta de la Casa de la Ópera para rendir un homenaje a la rebelión de la que siente muy orgulloso. "Los viejos tiempos han pasado, y ahora todo es más brillante, como si después de mucho tiempo nublado hubiera salido el sol", ha añadido.

Baghdadi dijo que no participó en las manifestaciones que se prolongaron en Egipto durante 18 días, hasta la renuncia de Mubarak, porque se dedicó a proteger su barrio como parte de los comités vecinales formados para reemplazar a la policía. "Pero mi sentimiento estaba con los manifestantes. Espero que Egipto entienda la libertad y la democracia, y que ello se convierta en realidad", agregó el director después de terminar el ensayo final previo al concierto de mañana.

La Casa de la Ópera de El Cairo tiene capacidad para 1.200 butacas. Baghdadi ha dicho desconocer cuántas entradas se habían vendido para el concierto.

La industria pesquera americana del Paleolitico


El hallazgo de una gran variedad de utensilios de pesca y caza marina, de hace unos 13.000 años, que han sido encontrados en las islas del Canal del Norte de California, han revelado la gran variedad de animales marinos que comían los humanos de finales del Paleolítico, así como la sofisticada industria pesquera que fueron capaces de fabricar.

El trabajo, publicado esta semana en la revista ´Science´, por científicos de la Universidad de Oregón y del Instituto Smithsonian, describe el escenario y la forma de vida de los Paleoindios de la conocida cultura Clovis, que se extendieron hacia el interior de América del Norte, en busca de grandes animales, como los mamuts.

Ahora se sabe que no todos fueron a explorar las grandes llanuras, sino que también se quedaron en las costas e incluso puede que la ruta costera fuera la que les llevó más fácilmente hacia el sur.

Las excavaciones de Jon Erlandson y sus colegas en las islas de Santa Rosa y San Miguel, enfrente de California del sur, han sacado a la luz evidencias de que sus ocupantes primitivos cazaban gansos, cormoranes, peces de aleta, abulón y otros pequeños mamíferos marinos.

Los yacimientos contienen puntas acanaladas (o de cola de pescado), piedras en forma de luna creciente y otras herramientas de piedra que se parecen a artefactos que se han encontrado en otros lugres del interior del continente, asociados a ecosistemas de lagos glaciares.

En la época de estos asentamientos de indios primitivos, las dos islas estaban a varios kilómetros de la costa, por lo que se cree que, además, estos primeros colonizadores deben haber tenido ciertas habilidades como marineros. Pero, sin duda, lo más espectacular es lo llamativo de los artefactos que se asocian a restos de crustáceos, focas, gansos, cormoranes y pescados, algunos de los cuales se utilizaron como proyectiles. "Algunos son tan delicados que sólo podrían haberse usado para cazar sobre el agua", asegura Erlandson, que lleva 30 años investigando en la zona. "Son las utrafinos que nos hablan de una gran sofisticación en sus industrias marineras", concluye.

Las excavaciones tuvieron lugar en tres lugares diferentes. La mayor parte de los materiales, sin embargo, aún están bajo el mar, porque hace 13.000 años su nivel era 60 metros menor y estas poblaciones pasaron la mayor tiempo en playas y zonas bajas costeras que hoy están sumergidas. Erlandson y su equipo comprobaron que los utensilios eran similares a los que también se han encontrado en la costa del Pacífico, Japón y Sudamérica. Algunos son piedras de forma semicircular que eran capaces de matar aves en vuelo, como con una escopeta.

Hace seis años, el investigador ya propuso que los marineros del Pleistoceno viajaron desde Japón a Kamchatka, a lo largo de la costa de Beringia y Alaska y que luego se dirigieron hacia el sur por California. "Las implicaciones de la tecnología y la explotación pesquera son magníficas. Estos yacimientos indican que hubo estrategias de subsistencia muy primitivas en estas costas y en las islas con todo tipo de animales, incluidos pinípedos y hasta un pato extinto", expica el coautor Torben C. Rick, del Instituto Smithsonian.

Ahora, el equipo se plantea un nuevo desafío: encontrar yacimientos aún más primitivos que retrasen otros cuantos milenios la migración costera en el norte del continente americano.

Dimite Zahi Hawass y continua el epxolio en Egipto

Dimite Zahi Hawass y continua el expolio en Egipto


El todopoderoso ministro de Cultura abandona el Gobierno y ofrece información actualizada sobre el daño a los yacimientos y almacenes por todo el país.

Nada más conocerse la noticia de que el Ejército egipcio ha forzado la dimisión del primer ministro Ahmed Shafiq, se ha confirmado que también el todopoderoso jefe del Consejo Superior de Antigüedades y ministro de Cultura desde la revuelta de Tahrir, Zahi Hawass, ha presentado su dimisión. Y no solo eso, coincidiendo con su renuncia, el internacionalmente reconocido Hawass ha posteado una lista de los yacimientos dañados desde que en Egipto estalló la rebelión que ha terminado con el régimen de Hosni Mubarak. Hawass ha declarado a «The New York Times» que está contento por haber tomado «la decisión correcta». Es la primera vez que se conoce a ciencia cierta y de manera sistemática la situación del patrimonio egipcio en medio de la volátil situación de las últimas semanas.

Empezando por instalaciones en un yacimiento en el Sinaí, destruido por expoliadores que llegaron con un remolque. Hawass advierte que muchos almacenes han sufrido brechas y están siendo dañados. Saqqara, uno de los principales yacimientos del país «ha sido atacado sistemáticamente por criminales. Los candados de muchas tumbas han sido abiertos».

La cosa no acaba ahí. En Dahshur han atacado las instalaciones de la misión arqueológica del Metropolitan Museum, reduciendo y atando a los guardias para ejecutar el robo. En Abusir, los expoliadores han entrado en los almacenes de la expedición checa. Lo mismo ha ocurrido en lubares como Tell el Basta y Wadi el Feiran, muy cerca de Sharm el Sheikh.

En Giza, el pasado 1 de marzo, «criminales lograron entrar en el almacén Selim Hasan. Iban armados y redujeron rápidamente a los guardias que no portaban armas y temieron por sus vidas». En todos los lugares referidos, asegura Zahi Hawass en su web, los inspectores están aún valorando el expolio cuidadosamente y comprobando los inventarios arqueológicos. Cuando acaben esta tarea se redactará un informe completo.

La tumba de Ken-Amun en Tell el Maskhuta, cerca de Ismailia, ha sido destruida completamente, de acuerdo con la información de Hawass. Era la única tumba conocida de la XIX dinastía en el bajo egipto. Cerca de la Esfinge de Giza, también ha sido expoliada la tumba de Impy. En otros yacimientos lo intentaron pero pudieron ser interceptados. En la tumba de Ptahshepses, en Saqqara, han robado piedras con jeroglíficos y partes de las puertas falsas. También se ha robado parte de los jeroglíficos de la tumba homónima en Abusir.

Guardias en los sitios de Nekhen, al norte de Edfu, han detenido a numerosos expoliadores, en una zona muy conocida por enconrarse en plena ruta del turismo a lo largo del Nilo. Y en Asuán trataron de robar una estatua de Ramses II, pero los guardias ayudados por arqueólogos lo impidieron, afortunadamente.

En lugares como Abydos se han registrado ataques casi cada noche, y se han abierto trincheras de excavaciones ilegales. Esta práctica se está exendiendo a numerosos lugares, desde Alejandría hasta el sur. También ha habido daños en monumentos islámicos. Hawass lo lamenta, aunque también da una pincelada de esperanza al confesar su alegría porque la protección a las sinagogas e iglesias cristianas ha resultado efectiva y ahí no se han producido daños.