domingo, 18 de agosto de 2013

Descubren un juego de mesa de hace 5.000 años de la cultura mesopotámica

Descubren pequeñas piedras talladas que estaban enterradas en una sepultura de hace 5.000 años, podrían pertenecer a un juego de mesa de la cultura mesopotámica, según los arqueólogos turcos que están excavando tumbas de la Edad de Bronce temprana.
 
 
S


egún el arqueólogo, quien presentó el hallazgo en el simposio anual de excavaciones, sondeos y arqueometría en Mugla, piezas similares fueron encontradas previamente en Tell Brak y Jemdet Nasr, en dos montículos de asentamiento en el noreste de Siria y en Irak, respectivamente.

El hallazgo confirma que los juegos de mesa probablemente se originaron y se extendieron desde las regiones Media Luna Fértil y Egipto hace más de 5.000 años (El Senet del Egipto predinástico se considera el juego de mesa más antiguo del mundo). Las fichas estaban acompañadas de piezas y palos de madera en mal estado de conservación. Sağlamtimur espera proporcionar algunas pistas sobre las reglas y la lógica que hay detrás del juego.

"De acuerdo con la distribución, la forma y los números de las piezas de piedra, parece que el juego se basa en el número 4," dijo Saglamtimur.

Los registros arqueológicos indican que los juegos de mesa eran muy comunes en Mesopotamia. Varias tablas bellamente diseñadas fueron encontradas por el arqueólogo británico Leonard Wooley en el cementerio real de Ur, la antigua ciudad sumeria cerca de la ciudad iraquí de Nasiriya.

Data de la primera dinastía de Ur, en torno a 2550-2400 aC. Los tableros se asociaron con el "Juego de los Veinte Cuadrados", un juego de mesa de alrededor de 3000 aC. Hermosas fichas relacionadas con el juego se encuentran dispuestas en una fila, con los colores alternos, en otra tumba Ur.
El conjunto está formado por siete medallones con incrustaciones de concha de cinco lapislázuli puntos y siete redondeles de esquisto negro con incrustaciones de cinco puntos de concha blanca.Mucho más complicado, las piedras de juegos recién descubiertas fueron recuperadas de una de las nueve tumbas encontradas en BASUR Höyük. El sitio fue habitado desde de 7000 AC y estaba en una ruta comercial entre Mesopotamia y Anatolia.

En general, las tumbas revelan un tesoro único hecho de cerámica pintada y sin pintar, punta de lanza de bronce, varios artefactos rituales y sellos con motivos geométricos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada