sábado, 12 de septiembre de 2009

La Historia del Arte pierde a Pita Andrade

Creo que no sólo a mí, sino a todos se nos ha ido un maestro. Por Jesusa Vega
Aquellos que nos dedicamos a la Historia del Arte sabemos que quien debía escribir estas líneas era José Álvarez Lopera, el discípulo más querido de José Manuel Pita Andrade, cuya inesperada pérdida supuso uno de sus últimos dolores. Formado en el espíritu de la Institución Libre de Enseñanza, su huella, junto al talante liberal de un demócrata convencido, eran fácilmente reconocibles en `don José Manuel´. Y es que siempre nos hablamos de usted. Desde aquella mañana de octubre de 1981, cuando aceptó dirigir mi tesis doctoral, hasta el pasado mes de octubre, cuando fue él quien me devolvió aquella visita en la Fundación, porque quería que estudiáramos un proyecto editorial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada