martes, 15 de septiembre de 2009

El resurgir de la casa Fabergé




Un empresario surafricano relanza la firma del legendario joyero de los zares.
Tatiana Fabergé transpira modestia y escepticismo. Aunque descendiente de uno de los joyeros más famosos de la historia y quizás pariente de un general del zar Pedro el Grande, su mirada casi octogenaria destila más penas que glorias pasadas. El azar ha querido que ahora, en el otoño de su existencia, Tatiana y su prima Sarah sean protagonistas indirectos de una operación económica que busca algo más que ganar dinero: resucitar al mítico Peter Carl Fabergé, bisabuelo de Tatiana, tatarabuelo de Sarah, creador de las famosas joyas con forma de huevos de pascua que entusiasmaban al zar Alejandro III y a los ricos de la época.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada