viernes, 25 de septiembre de 2009

Descubren una tumba de más de tres mil años en el palacio real sirio de Qatna


Arqueólogos alemanes han descubierto en las ruinas del palacio real de Qatna, en el centro de Siria, una cámara mortuoria llena de restos humanos y ofrendas, intacta y sin saquear tras más de 3.500 años cerrada.
Los científicos de la Universidad de Tubinga responsables del descubrimiento señalaron hoy que además de un tesoro de valor incalculable, se han hallado en el interior de la cámara restos de unas 30 personas. Añadieron que los cuerpos podrían pertenecer `a la familia real de Qatna o a miembros de su corte´ y calificaron de espectacular el hallazgo por el hecho de que la cámara ha permanecido sellada tres milenios y medio sin ser violada por saqueadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada